lunes, 2 de febrero de 2015

Florencia y despedidas.

Florencia, qué ciudad tan maravillosa.

La moneda resbaló desde el centro de la boca del jabalí hasta colarse por la rejilla. Volveré. No me cabe duda.

El último viaje de la Erasmus que hago con Rocío y Nieves, que espero que no sea el último de nuestras vidas. También vino Tiago, que se apuntó en el último momento.

La primera vez que veo nevar y es en Florencia, qué romantico. Sin embargo, la nieve y la lluvia que vino después no nos dejaron terminar de ver la ciudad por completo.

Como ya he dicho, la ciudad es preciosa, pero lo más destacable del viaje fueron los momentos juntas, los regalitos y las miles de fotos que nos hicimos las tres conscientes de que nos quedaba poco para separarnos.

Hace tres días se marchó Rocío. Hace uno, Tiago. Hoy Bea.

Me he quedado sin lágrimas. Todos se preguntan: "¿Pero Bea, si lloras así ahora, cuando te vayas tú qué vamos a hacer contigo?".

No me ha hecho falta que se hayan ido para darme cuenta de que la Erasmus no es solo alcohol, fiesta y viajes, es con quienes compartes esas y muchas más cosas.

Me siento muy afortunada de las personas que he conocido y los miles de momentos que hemos vivido juntos como si nos conociéramos de toda la vida.

Cuánto puede cambiar una vida en 5 meses.

Rocío, Nieves, Cosme, Alberto, Luis, Tiago, Bea, Marina.

Sempre nel mio cuore, ci vediamo presto. Pica que te caga. <3


No hay comentarios:

Publicar un comentario